Buenos y bellos días, mis queridos foodies. ¿Os dais cuenta de la velocidad a la que pasa la vida? Ya casi estamos entrando en febrero, pero antes de llegar allí me meto de nuevo en la cocina para seguir aprendiendo a cocinar a vuestro lado. Ya os he hablado en otras ocasiones de lo mucho que me gusta la carne picada en cualquiera de sus versiones, así que esta mañana de jueves os traigo otra sencilla manera de prepararla: Albóndigas, las de la tía buena. Sí, ésa soy yo. Y es que como pocas oportunidades tendré en la vida de que me lo llamen, he conseguido que mis amados sobrinos se dirijan a mí llamándome tía buena y, lógicamente, tenía que dedicarles este plato que sé que les encanta. Cristina, Diego y Catalina, va por vosotros, mis amores.

Albóndigas caseras con arroz blanco hechas por De paseo por mi cocina.

Albóndigas caseras

Mi madre ha salido temprano, así que esta mañana bailaré yo sola y despacio como me gusta, ya sabéis que tenemos de todo menos prisa. No disfruto de hijos propios, así que soy la típica tía loca de amor del bueno por sus sobrinos. Ellos me dan tanto sin ni siquiera saberlo… Me pongo la pila buena, la top, la que me hace vibrar, sentir y volar. Le doy al play y la lista de reproducción en Spotify de De paseo por mi cocina no me falla. La magia de la banda sonora de La vida es bella me arranca mi mejor sonrisa y me pone frente a vosotros para transmitiros la fuerza de mi ilusión. Me lavo las manos, compruebo los ingredientes y pienso en mis bellos sobrinos. ¿Qué puede salir mal? Todo fluye. A por ello.

 

Ingredientes

. 300 gr. de carne picada de ternera

. 200 gr. de carne picada de cerdo

. 1 huevo

. Miga de pan

. 1 diente de aj0

. 1 cebolla grande

. 1 tomate (opcional)

. Un poco de leche para mojar el pan

. Harina

. Aceite de Oliva

. Sal

. Una pizca de azúcar (si utilizáis el tomate)

. Una pizca de canela

. Un poco de pimienta

. Pimentón

Ingredientes para las albóndigas realizadas por De paseo por mi cocina.

Ingredientes para las albóndigas

Elaboración

1.- Lo primero que haremos será poner la miga de pan en la leche y la dejaremos que se empape bien mientras vamos preparando la carne. 

2.- En un bol mezclaremos bien los dos tipos de carne. Cuando las tengamos bien unidas, incorporaremos el medio diente de ajo muy picado (si no os gusta el sabor del ajo, no lo pongáis), la sal, el pimentón, la canela, la pimienta y el huevo batido.

Mezclamos todos los ingredientes para realizar las albóndigas.
Mezclamos los ingredientes

3.- Una vez ligamos estos ingredientes le incorporamos la miga de pan bañada en leche, la tratamos de unir lo mejor posible a la carne y hacemos una pelota con la carne para empezar a preparar nuestra albóndigas. 

4.- Es el momento de darle vida a la receta y si tenéis niños en la familia, quizás es un buen momento para que os echen una mano. Redondear la carne y envolver las albóndigas en harina será un trabajo que les encantará.

Damos forma a las albóndigas y las enharinamos. De paseo por mi cocina.

Damos forma y enharinamos

5.-  Intentar que queden todas las albóndigas con una forma lo más similar posible. Una vez preparadas, ponemos aceite de oliva en la sartén y las freímos.

Intentaremos que nuestra albóndigas tengas todas el mismo tamaño.

Freímos las albóndigas

6.- Cuando veáis que están, las sacáis una a una y las colocáis en un cazo al que habréis añadido un fondo de agua. 

Freímos las Albóndigas y las ponemos en un cazo con un poco de agua.
Tras freír las albóndigas, las ponemos en un cazo con agua

7.- Cuando tengamos todas las albóndigas en el cazo, es el momento de preparar la salsa. Como os dije en los ingredientes, el tomate es opcional. Yo en esta ocasión sí lo utilicé porque venía mi hermano Mon a comer y a él le gustan con, pero si son para mí, prescindo del tomate en esta receta. Dicho esto, en la misma sartén en la que hemos hecho las albóndigas haremos nuestro sofrito para la salsa. Picaremos la cebolla, el medio ajo restante y el tomate. Ponemos, primero, el ajo y la cebolla en la sartén y cuando estén a medio hacer, le incorporamos el tomate picado. Lo dejamos hacer a fuego lento, incorporando más aceite en caso de que sea necesario y, por supuesto, la sal y una pizca de azúcar. 

Sofrito para la salsa de las albóndigas de De paseo por mi cocina.
Sofrito para la salsa

8.- Cuando esté listo nuestro sofrito, lo pasamos por un chino en el cazo donde habíamos dejado las albóndigas.

Hacemos la salsa para nuestras albóndigas.

Pasamos el sofrito, añadiéndolo a las albóndigas

9.- Ahora, permitiremos que las albóndigas se cuezan con su salsa durante unos 15 minutos y tendremos un plato riquísimo que podremos combinar con el acompañamiento que más os guste. Yo elegí un sencillo y rico arroz blanco que al unirlo con la salsa estaba buenísimo.

Albóndigas con arroz blanco.

Acompañamos el plato con arroz blanco

Dificultad

No es una receta complicada y durante su elaboración podréis echar mano de los niños para que os ayuden, por ejemplo, a envolver la carne en harina. Lo que sí es conveniente es que contéis con que pasaréis un rato en la cocina porque el proceso no es corto.

El resultado

En esta ocasión acompañé la receta con un sencillo arroz blanco que al unirlo a la salsa de las albóndigas está riquísimo. Sin embargo, también podéis utilizar patatas fritas, puré de patata, verdura… Lo que más os apetezca.

Ración de albóndigas caseras con arroz blanco de De paseo por mi cocina.

¿Habéis hecho alguna vez albóndigas? Yo las hago con frecuencia. Es otra manera de utilizar la carne picada y me encantan. ¿Me acompañas?