Paseando por la calle Argensola de Madrid un maravilloso olor me llevó directamente al número 24. Recordaba haber comprado allí cuando era una de las mejores pastelerías de la capital, pero no podía ni imaginarme lo que en la actualidad me esperaba dentro. La atracción fue tan intensa y poderosa que me recordó a aquellos amores a primera vista. Fui consciente desde que puse el primer pie en la tienda de que no me iría de allí sin una señal de identidad nueva materializada en un perfume de AquaFlor Firenze.

Una vez dentro, la cercanía de las dueñas, Carmen y Montse, te envuelve y te transporta a Florencia, de donde es originaria la marca y donde está establecido el gran Silenio Cheloni, creador de esta maravillosa firma de la que ya podemos disfrutar en Madrid. Muy recomendable, si viajáis a Florencia, no dejar de visitar el palacio renacentista Corsini – Serristori, donde este maestro de los olores elabora todas sus creaciones.

Silenio Cheloni.

Silenio Cheloni, Vía

De vuelta a lo que nos ocupa, y dentro de este local protegido que conserva y mantiene las columnas de escayola y los maravillosos cristales de Murano en los que se refleja el arte del aroma, comienzo la prueba de los olores guiada por Carmen, que me transporta directamente al taller de Cheloni. Pruebo uno tras otro con una pipeta todos los olores que me recomienda. Pero lo tuve claro desde el primer momento. El maestro italiano había creado Empereur para mí.

De paseo por mi cocina os recomienda AquaFlor Firenze.

De paseo por mi cocina probó y se enamoró de Empereur

Los jabones artesanales y los Mikado de olor son parte importante también de la Perfumería AquaFlor Firenze-Madrid, pero los hombres también encontrarán su espacio dentro de este local con sets maravillosos que pueden convertirse en un original y precioso regalo para ellos.

Espectacular empaquetado del perfume italiano.

Sin duda, un perfume muy especial

¿Queréis encontrar vuestro perfume definitivo? No dejéis de visitar esta tienda. Si no podéis permitiros el precio de alguna de sus fragancias, os aseguro que habrá merecido la pena la visita guiada por el apasionante mundo de los olores. ¿Me acompañas?