Buenos y bellos días. Qué ganas tenía de volver a reencontrarme contigo. ¿Cómo han ido estas semanas? Espero que ya estéis adaptados a los fríos despertares, a los largos anocheceres, al invierno que acecha a la vuelta de la esquina. Yo ya estoy metida de lleno en otra etapa de este alucinante paseo a vuestro lado. He dejado que me atrapase la lluvia, he vuelto a reestrenar el gorro que me regaló Amparo Bello, he contemplado la preciosa despedida del otoño, me he llenado de sus colores, de sus hojas, de sus sabores, de sus olores, de vida que deseo compartir con vosotros. Esta mañana de Diciembre os quiero presentar a Bran & Musi, un proyecto vigués en el que se unen imagen y diseño gráfico para componer belleza y arte. Talento. ¿Os apetece el paseo? Vamos.

Bran & Musi, imagen y diseño gráfico.

 

Alucinante paseo con Bran & Musi

Bran & Musi, Musi & Bran son ellos. Ella, Bran, la delicadeza. Él, Musi, la creatividad. Y juntos, la certeza de cordura. La primera y mejor idea que nació de sus cabezas fue entrelazar sus caminos profesionales. Tras 15 años metida de lleno en el mundo de la fotografía publicitaria y prensa, trabajando con las mejores marcas y al lado de los más sobresalientes profesionales, Bran aporta su infinita experiencia y su especial sexto sentido para captar los detalles más bellos e infinitos de un solo instante. Barcelona la acogió y ella desplegó sus hermosas alas. Comenzó a volar y lo hizo hasta el cielo. Brutal su recorrido. De regreso a casa, Musi se puso en su camino y enseguida conectaron. Él proporciona al equipazo su arrolladora imaginación para diseñar, su genial sensibilidad que hace que su trabajo siempre sea diferente. Exclusivo. Único.

Fotografía de Luz Casal realizada por Bran & Musi.

Luz Casal fotografiada por Bran & Musi

Después de seguir con admiración sus caminos por separado, no podía dejar escapar la bellísima oportunidad que la vida ponía delante de mí y quise sentarme con ellos, con el grupo que ahora forman con Bran & Musi y conocer más en profundidad su historia. Acudo puntual a mi cita. Me sobrecoge el viento frío a mi llegada. La bofetada es fuerte en la cara, pero lo curioso es que mi cuerpo permanece ardiendo. La ilusión que me genera este encuentro es tan poderosa, tan viva, tan especial. La luz del sol despidiéndose del día con ese naranja invencible hace que el momento se convierta en mágico. La bruma que anuncia la noche se cuela en la escena y de la nada salen ellos. Y es precisamente ésa imagen de ambos surgiendo de lo más bonito la que ya guardo para siempre en la estantería de los recuerdos más hermosos. Fascinada.

Bran & Musi un día de trabajo en el estudio.

Bran & Musi trabajando en su estudio

Me adentro en sus mundos despacio, ya sabéis que tenemos de todo menos prisa. Pausadamente es como quiero contaros esta preciosa historia de superación, de reto continuado, de coraje y aprendizaje, de evolución, de vida. Es fácil, muy sencillo, engancharse a su relato y me doy cuenta de que en un solo segundo ya estoy metida de lleno en el devenir de una trayectoria conmovedora. No deja de deslumbrarme la vital importancia que juega el destino en el discurrir de los días. A pesar de que ellos se conocían desde siempre, es ahora cuando han decidido juntar sus mejores cualidades para generar hermosura. Bravísimo. 

En el departamento de ideas de Bran & Musi nacen los grandes proyectos.

Departamento de ideas. Así definen su proyecto en común que nace con el objetivo de fusionar la pasión por la fotografía de ella, con la infinita inventiva de él. El resultado me arrebata, me enamora. Ella detrás de la cámara, él delante del ordenador. Ella la luz, la magia, la paz; él la profesionalidad, la nobleza, la destreza. Ella la belleza, la honestidad, la paciencia; él la constancia, la valentía, la imaginación. Ella el coraje, el tesón, la experiencia; él la fiabilidad, la entrega, la ilusión. Ambos, talante y talento en estado puro. Admiración profunda. 

Fotografía del grupo Motores realizada por Bran & Musi.

Foto del grupo Motores

Desde que iniciaron este proyecto juntos no han parado y eso sí que no me sorprende. Era cuestión de tiempo que en Vigo se diesen cuenta del extraordinario potencial que atesoran. Si por separado eran deslumbrantes, unidos forman una combinación insuperable. Además de fotografiar y diseñar, realizan trabajos tan diferentes como packaging, grabación de vídeos, diseño y creación de merchandising… Evolución sensata, progresión lógica, actualización propia. Garantía de calidad y éxito. Pasión.

Logo del grupo musical Tarde a todo realizado por Bran & Musi.

 

Logo del grupo musical Tarde a Todo. Bran & Musi

Uno de sus últimos trabajos, que ejemplifica a la perfección la diversidad de tareas que realizan, ha sido para el cantante vigués Mon Cancela, quien puso su nuevo proyecto Mon Band en sus manos. La confianza del músico gallego fue total y el resultado, palpitante. Además de estar al frente de todas las labores arriba descritas, también participaron en la creación y desarrollo de su imagen. Documentaron el proceso de grabar y presentar un disco. Fue un trabajo completo, redondo, brutal, en el que la conexión y química que existe entre ellos hizo que el producto final fuese delicioso. Enhorabuena.

Portada del álbúm de Mon Band realizada por Bran & Musi.

Portada del álbum de Mon Band hecha por Bran & Musi

Ellos funcionan. Lo hacen porque se complementan de una forma tan natural, tan lógica, tan bonita y tan perfecta que nada puede salir mal. Él encuentra en ella el centro cuando se dispersa, a ella le apasiona el don especial de él para crear. Funcionan. La originalidad, profesionalidad, creatividad y trabajo duro son su sello de identidad. Crecimiento progresivo. Engranaje perfecto. Funcionan.

Bran & Musi participaron en el desarrollo de la imagen de Mon Band.

Trabajo de Bran & Musi

Para ellos, viajar es una constante fuente de inspiración. Con muchos kilómetros a sus espaldas, todas sus creaciones son propias, originales. Cada una de ellas son pequeños hijos que van viendo crecer, desarrollarse, progresar. No se ponen metas, pero pisan en suelo firme. La humildad sigue siendo la mejor compañera del precioso camino que están componiendo juntos. Miran al frente y de frente. Trabajan por sobrevivir en un mundo en el que parece que todo ya está inventado. Por eso, cuando aparecen dos almas tan puras, tan originales, tan brillantes y tan de verdad, una solo puede sacarse el sombrero, gozar con su trabajo, aprender de ellos y expresar mi sincera y eterna admiración. Valientes.

Carteles elaborados por Bran & Musi.

Carteles de Bran & Musi

No, decirme que no es el momento de mirar el reloj y regresar a mi mundo. Decirme que esta apasionada y apasionante conversación no tiene fin. No quiero que el día se acabe, no quiero. Quiero continuar llenando mi pequeño corazón de ellos, con ellos. La luna, siempre maravillosa y compañera, guía mis pasos hacia la salida y allí me recuerda que mi tiempo se ha agotado. Noche fría, estrellada. Noche mágica. En la puerta de un bello lugar, ellos me miran de frente, como me gusta, como solo pueden ser las miradas. Yo no me escondo y los tres nos fundimos en un abrazo de brazos abiertos, de esos que completan, que suman, que te hacen temblar. El coche me espera, pero antes de emprender viaje de regreso a mi vida detengo un segundo el tiempo, giro la cabeza y allí están ellos: Belleza y arte.

Fotografía del concierto de Ñu realizada por Bran & Musi.

Concierto de Ñu

¿Conocéis a Bran & Musi? A mí me apasiona el trabajo que realizan y os recomiendo que si estáis pensando en crear una marca, modernizar una antigua, diseñar un cartel, fotografiar a vuestros bebes, grabar un vídeo musical, realizar el packaging de tu firma e innumerables cosas más, cuentes con ellos. Funcionan. Espero que paséis una semana muy especial, muy llena de amor del bueno, del nuestro. Si os apetece, os espero el próximo jueves para seguir paseando de la mano por la vida. ¿Me acompañas?

Cartel de Bran & Musi para Os nenos rebeldes.