Buenos y bellos días, mis queridos foodies. ¿Cómo os ha ido la semana? Espero que hayáis atrapado un sinfín de atardeceres brutales y hayáis paseado tranquilos por la vida. La mía ha sido fantástica y el único secreto ha estado en todo el amor del bueno que he recibido y que he dado, sensacional. Quizás por eso hoy me siento en paz y con muchísima fuerza e ilusión. Esta mañana de octubre trataré de sorprenderme incluso a mí misma, preparando una receta que todos los años le pedía a mi madre cuando llegaba mi cumpleaños. Ella siempre me preguntaba qué deseaba de comida y mi respuesta jamás varió: «Ensaladilla rusa, la nuestra, Huevos encapotados, los de mi abuela, y Brazo de gitano: momentos». Ya hemos cocinado juntos dos de mis platos preferidos. Vamos a por el tercero. ¿Os apetece? Nervios.

Brazo de gitano elaborado por De paseo por mi cocina.

Brazo de gitano, el de casa

¿Lograremos sorprender a Carmela? Ésa es la gran pregunta, pues el Brazo de gitano de mami es soberbio. Nunca en mi vida he hecho bizcocho y tampoco la crema pastelera. Qué reto más bonito. ¿Miedo? Desterrado hace muchos años de mi vocabulario, me quito los anillos, me lavo las manos, me pongo el delantal y mis pies empiezan a moverse, conscientes de que tenemos ante nosotros un baile precioso, como siempre que cocino contigo. Le doy al play y ahí está ella. India Martínez sale a mi encuentro con 90 minutos para llenarme de luz y sueños nuevos, para hacerme vibrar, sentir, vivir. Vamos.

Ingredientes para el bizcocho

. 120 gr. de harina

. 120 gr. de azúcar

. 4 huevos

. 1 cucharadita de levadura

. Un poco de sal

Ingredientes para el bizcocho.

Ingredientes para el bizcocho

Ingredientes para la crema

. 3 cucharadas grandes de leche fría

. 1/2 litro de  leche

. 5 cucharadas grandes de azúcar

. 2 cucharadas grandes de maizena

. 3 yemas de huevo

. 1 cucharada de harina tamizada

. 1 vaina de vainilla

. Corteza de limón

Ingredientes para la crema pastelera.

Ingredientes para la crema pastelera

Elaboración del bizcocho

1.- No dejo que los nervios se apoderen de mí. Pienso en vosotros y enseguida todo parece clarificarse en mi mente y en mi corazón. Empezaremos por realizar el bizcocho de nuestro Brazo de gitano. Para ello, separamos la claras de las yemas y montamos las claras, añadiéndoles siempre una pizca de sal, a punto de nieve. Cuando las tengamos, las reservamos para un poco más adelante.

Sepamos las yemas de las claras.

Separamos las claras de las yemas

2.- Continuamos batiendo las yemas con el azúcar y cuando esté bien integrada, haya doblado su volumen y se haya blanqueado, incorporamos a la mezcla las claras montadas que habíamos reservado. Lo uniremos todo con una espátula y mucho amor del bueno hasta que nos quede una mezcla homogénea.

Incorporamos las claras montadas.

Incorporamos las claras montadas

3.- Una vez realizado este paso, colocaréis sobre el bol un colador para tamizar la harina, previamente unida a la levadura, sobre la mezcla. Nuevamente deberéis sacar vuestra mejor versión, ya que será determinante para que el bizcocho salga perfecto. Para ello, mezclar con delicadeza y sentimiento la harina con el resto de los ingredientes.

Incorporamos la harina y la levadura a nuestra receta.

Añadimos la harina y la levadura

4.- Una vez que tengáis preparada la mezcla, precalentar el horno a 180º durante 10 minutos. Mientras, forráis una bandeja de horno con papel vegetal y lo engrasáis con mantequilla. Ponéis encima la mezcla y la extendéis lo mejor posible con una espátula.

Horneamos la mezcla.

Ponemos la mezcla en una bandeja de horno

5.- Metéis la bandeja en el horno y ahora os tocará estar muy atentos. Ya sabéis, cada horno es un mundo y este bizcocho no se nos puede pasar de ninguna manera. A mí se me hizo en 8 minutos, tiempo suficiente para que no se me secase y quedase esponjoso y delicioso. Retiráis la bandeja del horno y humedecéis bien un trapo, sobre el que colocaréis el bizcocho con el papel vegetal por encima. Quitáis el papel, recortáis los bordes del bizcocho para que sea perfecto y ya sólo nos queda añadirle la crema pastelera.

Bizcocho para el Brazo de gitano. De paseo por mi cocina.

Bizcocho recién salido del horno

(Yo hice la crema pastelera mientras se cocía el bizcocho. Pero si preferís prestarle atención plena al horno y esperar a tener el bizcocho listo para comenzar con la crema, también podéis. Lo único que debéis seguir es todos los pasos anteriores y, mientras hacéis la crema, enrolláis en el trapo húmedo el bizcocho para que no se seque demasiado. Después lo desenrolláis y le añadís la crema).

Elaboración de la crema pastelera

6.- Me ha encantado hacer crema pastelera. La verdad es que creo que es uno de mis rellenos preferidos en los postres, una delicia y menos complicado de lo que a priori parece. Todo, como siempre, es cuestión de ilusión, ganas y pericia. Empezaremos poniendo a calentar un cazo en el que habremos introducido el medio litro de leche, tres de las cinco cucharadas de azúcar, la vaina de vainilla y un poco de corteza de limón. Dejáis que se cueza a fuego medio.

Cocemos la leche con el azúcar, la vainilla y la corteza de limón.

Cocemos la leche

7.- Mientras, en un cuenco pondréis el resto de los ingredientes, teniendo mucho cuidado para que no queden grumos en la composición final.

Mezclamos los ingredientes en un cuenco.

Mezclar el resto de los ingredientes

8.- Es el momento de que cojáis un poquito de la leche del cazo que está en el fuego, que ya habrá empezado a cocer, y la incorporéis al cuenco con mucho cariño y energía, emulsionado los ingredientes y con la mete fija en que no se nos forme ningún grumo. Una vez mezclado, incorporamos el contenido del cuenco en el cazo de leche que sigue al fuego.

9.- El proceso que sigue a continuación es fundamental, pues debéis revolver sin parar con una cuchara de madera el contenido del cazo durante cinco minutos y a fuego lento. No os olvidéis de que antes hay que retirar la vaina de vainilla y la corteza de limón.

Crema pastelera de De paseo por mi cocina.

Crema pastelera

10.- Trascurrido el tiempo, habréis conseguido una crema con la textura y densidad deseada. La dejamos enfriar en una fuente y ya está lista para utilizar.

11.- Extendemos bien la crema por el bizcocho con una manga pastelera (si no tenéis, podéis hacerlo con una cuchara) y la alisamos con una espátula. Enrollamos el bizcocho ayudándonos con el trapo húmedo. Lo colocamos en la bandeja de servir, retirándole definitivamente el trapo húmedo y dejando el cierre del bizcocho en la parte de abajo para que no se vea.

Incorporamos la crema pastelera.

Extendemos la crema en el bizcocho

12.- Con un cuchillo afilado cortamos un poco los dos extremos para que resulte perfecto en apariencia y lo decoramos añadiéndole azúcar glace y haciendo tres pequeños cortes con un cuchillo. Lo metemos en la nevera para acabar de enfriarlo antes de servir.

Brazo de gitano antes de ser decorado con azúcar glase.
Antes de ser decorado

Dificultad

Bueno, no ha sido una experiencia sencilla, pero sí muy enriquecedora y estoy deseando volver a repetirla. No me pareció imposible, aunque al ser la primera vez que me enfrentaba a un bizcocho y a una crema pastelera, pasé momentos de cierta incertidumbre. Sin embargo, conseguí mi propósito de sorprender a Carmela, que apuntó que mi crema había quedado perfecta. Cuánto te quiero, mamá. Lo logré, porque no existe nada más maravilloso que asombrar a los tuyos y sumar momentos de felicidad plena.

El resultado

Quedaréis como auténticos foodies in love, os lo aseguro. Está buenísimo y la clave, para mí, está en hacer un bizcocho esponjoso (no os paséis cociéndolo) y disfrutar haciendo la crema. Ya sabéis que hay un sinfín de posibles rellenos y que en la decoración, también podéis poner a prueba vuestra creatividad.

Así de rico quedo nuestro Brazo de gitano. De paseo por mi cocina.

¿Os gusta el Brazo de gitano? Siempre fui muy fan de este postre y ahora que he aprendido a hacerlo, será una gozada repetir y repetir. Espero que paséis una semana muy bonita, con ilusiones concretas, con sueños alcanzables, con promesas cumplidas, con sensaciones bellas. Si os apetece bailar conmigo, ya sabéis que podéis encontrarme en mi lista de reproducción de Spotify «De paseo por mi cocina». Os esperaré, repleta de emoción, el próximo jueves para seguir dando juntos paseos de vida bella. ¿Me acompañas?