Buenos y dulzones días, mis queridos foodies. Esta nueva mañana de domingo os traigo una receta muy sencilla en su elaboración y muy rica en su degustación. El Brownie de chocolate con helado de vainilla, que se puede tomar tanto de postre como de merienda, no os robará demasiados minutos en la cocina y, por ello, os puede sacar de algún aprieto si tenéis una cena con amigos y no os ha dado tiempo de preparar algo más laborioso. Además, también es una rica merienda para vuestros hijos y vosotros sabréis qué están comiendo en todo momento. Yo hice la receta que siempre hemos hecho en casa, la clásica con nueces picadas, porque es la que más me gusta. Quizás no me encontréis especialmente viva esta mañana, pero es que siento cierta nostalgia al despedirme de vosotros. Será sólo un hasta luego, volveré con nuevas recetas cocinadas en familia y con amor del bueno a partir del 8 de abril. Pero siento que ya os echo de menos.

Brownie de chocolate.

Brownie de chocolate

Ya tengo todo dispuesto en la cocina. Me falta elegir la música que me acompañará esta mañana y que para mí es parte fundamental en mi recetario. Sin ella vivo diferente, sueño distinto, cocino con menos pasión, camino más despacio y todo me sabe diferente. No dudo, hoy el cuerpo me pide Vetusta MorlaLos días raros suena con fuerza en el altavoz. Con ellos guiando mis pasos, ¿qué puede salir mal? Le doy al play, me lavo las manos y empiezo a sentir. No me dejo arrastrar por días pasados. Comienzo a bailar, danzar y cocinar para vosotros. Vivamos.

Ponemos helado de vainilla al postre.

Con helado de vainilla y nueces está buenísimo

 

Ingredientes para el Brownie de chocolate

– 200 gr. de chocolate Nestle para postres

– 100 gr. de de azúcar

– 100 gr. de mantequilla
– 80 gr. de harina
– 4 huevos
– 100 gr. de nueces picadas
– Azúcar glace
– Helado de vainilla o chocolate derretidos (Opcional)
– 1 pizca de sal

Ingredientes.

Los ingredientes para el Brownie

 


Elaboración del Brownie de chocolate 

1

Forramos el recipiente donde haremos el Brownie con papel de horno o albal y lo untamos con mantequilla para que no se nos pegue.

2
A continuación, fundiremos en un bol el chocolate con la mantequilla. Yo lo hice en el microoandas, pero también podéis hacerlo al baño María.

Chocolate para el brownie.

Fundimos el chocolate con la mantequilla

3

Una vez unido el chocolate a la mantequilla, lo que tendremos que hacer será  añadir el azúcar y seguir removiendo bien la mezcla. Tras ello, le pondremos los huevos ya batidos.

Unimos los ingredientes de la receta.

Añadimos el azúcar

4

Continuaremos con la elaboración del Brownie incorporando la harina tamizada. Es importante que en este paso mezclemos bien, con un poquito de paciencia e ilusión, hasta que comprobemos que no queda ni rastro de la harina.

Las nueces son vitales en esta receta.

Incorporamos las nueces

Cuando lo tengamos, ponemos las nueces cortadas en trozos y removemos la mezcla con una cuchara de madera. Yo le añado una pizca de sal para potenciar aún más el sabor del chocolate, pero este paso es opcional, como casi todo en la vida.

6
Una vez que tengamos todos los ingredientes unidos en el bol es el momento de poner la mezcla en el recipiente que hemos elegido para la ocasión. Precalentamos el horno a 170º durante 10 minutos y metemos la fuente.

Horneamos el brownie.

Ponemos la mezcla en un recipiente y lo metemos al horno

7

Cuando cocinamos dulce, lo más importante es que seáis muy exactos con las medidas, pero también con los tiempos de cocción. Lo malo es que ello dependerá del horno de cada uno de vosotros. A mí me llegó con tenerlo 30 minutos, pero quizás en vuestro caso necesitéis algo más de tiempo. Podéis comprobar si está listo pinchándolo con un testeador de cakes. Si sale limpio, estará listo. También depende de si os gusta un poco más crudo. Es, como siempre os digo, cuestión de gustos. Si notáis que se ha hecho la parte de arriba y que aún no está el interior, podéis taparlo con un papel de albal para que no se queme y siga cociéndose por dentro.

8

Una vez cocido, se saca del horno, se desmolda y lo dejáis enfriar. A mí me gusta echarle azúcar glace por encima, algo que tendréis que hacer cuando esté frío, pero también será algo a elegir por vosotros mismos. Como también lo será el acompañarlo de helado de vainillla o chocolate derretido.

Postre o merienda de chocolate.

Le ponemos azúcar glace por encima

Dificultad

Como podéis comprobar, es una receta muy sencilla de elaborar, como casi todas las que os traigo. Ya sabéis, mis queridos foodies, que estamos comenzando en los fogones y que de momento la única estrella Michelín que cuelga en nuestro corazón es el amor del bueno con el que elaboramos nuestros platos. Éste en concreto es para principiantes, como yo.

El resultado

La presentación del Brownie puede ser solo o en compañía de helado de vainilla o chocolate derretido. Otro buen acompañamiento es derretir chocolate y echárselo por encima caliente. Esto irá un poco en función de los gustos de cada uno, como siempre. Yo lo corto en cuadrados no muy grandes porque aunque me encanta, sí que es cierto que llena bastante. Para repetir siempre hay tiempo.

Un postre muy sencillo de elaborar.

Para los muy chocolateros, exquisito

¿Os gusta el chocolate? El Brownie es una receta para los que nos gusta sobremanera, aunque no es santo de la devoción de todo el mundo. Para gustos, colores. Pero si os apasiona, no dejéis de probarlo. ¿Me acompañas?