Buenos y bellos días. Como os cuento en el cartel, estoy calentando motores para regresar lo antes posible con nuevas y maravillosas recomendaciones para vosotros y también, con estupendas recetas de casa. Dos pequeños problemas, uno físico y otro técnico, me han impedido poder proseguir con mi querido blog de De paseo por mi cocina, pero estoy convencida de que nuestro reencuentro será de ensueño. Quería agradeceros de manera especial a todos los que os habéis puesto en contacto conmigo para saber cómo estaba y a los que os habéis acordado de mí. Yo también he pensado mucho en todos vosotros, en mis largos paseos en busca de las mejores recomendaciones y en las horas en la cocina fabricando sueños al lado de mi madre.

Calentando motores con De paseo por mi cocina.

Una pequeña intervención en mi maltrecha rodilla hace tres semanas y otra que está a punto de llegar ha sido uno de los motivos de mi prolongada ausencia en De paseo por mi cocina. La otra, que estoy adaptando el blog a las últimas tendencias en el diseño web y tratando de que visualmente sea mucho más atractivo y dinámico para vosotros. Éstas son las dos causas por las que todavía no he podido regresar a lo que más me gusta en el mundo, pasear de la mano con vosotros por la vida. Ya me despido llena de ilusión y mucho amor del bueno. Hasta pronto. ¿Me acompañas?