Buenos y bellos días, mis queridos foodies. ¡Jueves! Cómo me gusta desayunar a vuestro lado, es algo que me hace realmente feliz. Metidos de lleno en diciembre, cada día me sorprende más lo rápido que pasa la vida. Abres y cierras los ojos y todo cambia. Lo que no lo hace es el amor del bueno con el que hoy nos colaremos en la cocina. Durante todos estos meses a vuestro lado he descubierto que me apasiona este momento. Estoy muy contenta de nuestros primeros pasos como `foodies in love´. Me encanta que me mandéis las fotos de cómo os quedan nuestros platos y me hace muy feliz bailar a vuestro lado. Gracias, gracias eternas por haberme acompañado en este 2018. Carmela madre ha tenido una paciencia infinita conmigo, pero ha hecho un trabajo extraordinario: ya me defiendo con alegría. Para despedir el año os traigo la Copa de limón, dulce Navidad. Con ella quizás podáis sorprender a alguien querido en estos días de comidas y cenas con familia y amigos.

Copa de limón y merengue elaborada por De paseo por mi cocina.

Copa de limón, galleta y merengue

Carmela ya está en la cocina. Se pone el delantal, se quita las sortijas, se lava las manos y me pregunta con qué música la voy a sorprender hoy. Pero no le da tiempo a terminar la frase porque The Phantom of the Opera ya suena para nosotras. Esta mañana he elegido para que nos acompañe este musical que hemos tenido la suerte de presenciar juntas en Nueva York. Guiadas por la maravillosa melodía nos dejamos llevar al ritmo de los sueños, de la vida. Huele a pasión, a entrega, a lucha, a fuerza, a calor… La apuesta es arriesgada para mí, pero no hay miedo al lado de ella. Solo amor del nuestro. Comenzamos.

 

Ingredientes

. 240 gr. de nata

. 100 gr. zumo de lima

. 50 gr. zumo de limón

. 300 gr. de huevos (más o menos)

. 150 gr. de azúcar

. 150 gr. de claras

. 300 gr. de azúcar glace

. Un paquete de galletas de mantequilla

 

Ingredientes para la Copa de limón de De paseo por mi cocina.

Ingredientes para nuestro postre

Elaboración

1.- Comenzaremos a preparar nuestro postre haciendo la crema de limón. Batimos los huevos en un bol y le añadimos el azúcar, lo revolvemos bien y le incorporamos el zumo de lima, el zumo de limón y la nata. Lo mezclamos como nos gusta, con alegría, y cuando tengamos bien unidos los ingredientes, los ponemos en un cazo al fuego. Aquí llega el primer momento importante de esta receta. Tendréis que remover mientras se hace la crema y estar muy atentos a la cocción. El momento de sacarla del fuego es cuando está a una temperatura de 90 grados, pero como yo no dispongo de termómetro de cocina (tendré que hacerme con uno) el quid de la cuestión está en que no llegue a hervir mientras removéis. Cuando notéis que va a hervir, será el momento de sacarla del fuego y, a continuación, coláis la crema por un chino antes de ponerla en un tarro (por si os ha quedado algún grumo). La dejáis enfriar y la metéis en la nevera. 

Crema de limón y lima. De paseo por mi cocina.

Enfriamos la crema

2.- Sí, estoy feliz. Primer paso conseguido. Vamos a por el siguiente y para ello lo que tendremos que hacer es conseguir un par de copas. Yo elegí las que veis en la imagen, pero muchos son los modelos que sirven. Lo que tenemos que hacer es desmenuzar las galletas de mantequillas con las yemas de los dedos hasta conseguir la base de nuestro postre.

Base de galletas para la Copa de limón y merengue.

Base y crema del postre

3.- Segundo paso dado y seguimos bailando al son de Carmela. Nos queda otra prueba nueva. Nunca he hecho merengue, pero siempre tiene que haber una primera vez. Sigo muy atenta a los pasos de mi madre y el resultado, me encanta. Calentamos en el microondas 5 segundos las claras con el azúcar glace, le añadimos una pizca de sal y con la batidora montamos con paciencia y amor del bueno.

Montamos el merengue para la Copa de limón.

Hacemos el merengue

4.- Cuando tengamos el merengue preparado, nos queda lo más sencillo: montar el postre. Pondremos encima de nuestra base de galletas la crema de limón. 

Montamos la Copa de limón con la base de galletas y la crema.

Montamos el postre

5.- Ahora incorporaremos el toque final. Metemos el merengue en la manga pastelera y decoramos la superficie del postre. Si tenéis un soplete de cocina (yo sí tengo), le dais un pequeño golpe de calor con él al merengue y os quedará perfecto.

 

Dificultad

No es de las recetas más fáciles que hemos hecho juntos. Ya sabéis que soy novata en la cocina y no os engaño nunca. La crema y el merengue han sido una novedad para mí, pero estoy segura de que si os animáis, os saldrá de maravilla. Tener paciencia, ir paso a paso (tenemos de todo menos prisa) y ponerle mucho amor del nuestro. Os quedará como la Copa de Carmela.

El resultado

Tuvimos invitada de lujo en casa para probar la Copa de limón y le gustó mucho. Además si acertáis en la elección de las copas a la hora de servirla, quedaréis como verdaderos `foodies in love´.

Postre realizado por De paseo por mi cocina.

El resultado

¿Os gustan los postres de limón? A mí me encantan. Próximamente, cuando me vea un poco más segura en la materia, le pediré a Carmela que nos enseñe a hacer su Lemon Pie. Una maravilla. ¿Me acompañas?