Buenos y bellos días, mis queridos foodies. Espero que vuestra semana haya transcurrido de forma tan apasionante como la mía. He disfrutado, he sentido, he amado, he compartido, he viajado, he paseado bonito y ahora voy a cocinar, contigo. Un lujo. En este amanecer de mayo, cuando mi corazón rebosa amor del bueno, os propongo hacer un ejercicio maravilloso de sosiego, perseverancia y armonía en la cocina. A lo largo de mi vida, por diferentes circunstancias, he tenido que trabajar de forma intensa la paciencia y me considero una persona paciente. Os cuento esto porque quizás ése ha sido el secreto para conseguir hacer a la primera nuestra receta de este jueves: Croissants, París en el alma. Alucinante.

Mini Croissants elaborados por De paseo por mi cocina.

Croissants de De paseo por mi cocina

Ya os había comentado que Carmela me regaló un curso de repostería de lo más apetecible. Pues nuevamente decido enfrentarme a él sola y sin mirar atrás. Hacer por primera vez Croissants se me antoja un reto formidable. Me meto de lleno en el papel, me imagino en mi amado París abriendo la puerta de atrás de cualquiera de las muchas y maravillosas pastelerías que hay. Me pongo el delantal, me lavo las manos, preparo los ingredientes y me dejo llevar por Jane Birkin y Serge Gainsbourg. Je T’aime guía mis pasos, mi ritmo. No necesitamos más. Vamos. 

Ingredientes – Para la masa

. 120 ml de leche entera

. 125 g de harina

. 125 g de harina de fuerza

. 10 g de levadura fresca

. 30 g de azúcar

. 5 g de sal

. 50 g de mantequilla

. 8 gr de miel

. 125 g de mantequilla (con el máximo contenido graso que podáis encontrar)

Para pintar los croissants – Huevo batido

. Medio huevo ligeramente batido

. 1 yema de huevo

. 25 ml de leche entera

Ingredientes para la elaboración de los croissants.

Ingredientes para la elaboración de la receta

Elaboración

1.- Todo preparado. Muchos nervios, pero la certeza de que con tanto amor del bueno nada puede ir mal. Empezamos despacio, sabiendo que tenemos de todo menos prisa. Lo primero que tenemos que hacer es batir la levadura y la leche. Si tenéis un robot de cocina, podéis hacer todos estos pasos con él. Yo lo hice todo a mano, por lo que no necesitaréis disponer de él.

2.-  A continuación, incorporaréis a la mezcla las dos harinas, el azúcar, la sal, los 50 gramos de mantequilla y la miel. Reservamos para más adelante los 125 gramos de mantequilla que restan. Amasamos bien todos los ingredientes juntos hasta conseguir una masa elástica. Haremos una bola con ella y la envolveremos en papel film y la dejamos fermentar en un bol a temperatura ambiente durante aproximadamente 30 minutos.

Masa para elaborar los croissants de De paseo por mi cocina.

Masa antes de fermentar

3.- Mientras dejamos que transcurra el tiempo, lo que podéis ir haciendo es una plancha de mantequilla. A no ser que tengáis la posibilidad de encontrar mantequilla en planchas, algo que yo no conseguí, una buena opción es crearos vosotros mismos vuestra plancha de mantequilla que necesitaremos para incorporar a nuestra masa. Mi admirada prima Marga Atarés, ejemplo incuestionable para cualquiera en la cocina, me enseñó un truco estupendo. Vamos allá. En un trozo de papel film vais colocando trozos de mantequilla del mismo grosor hasta forma un rectángulo. Lo envolvemos con la otra parte del papel film y le pasamos por encima el rodillo. Cuando la tengáis, la metéis en la nevera hasta el momento de utilizarla.

Plancha de mantequilla para los croissants.

Plancha de mantequilla

4.- Una vez que ha transcurrido el tiempo de fermentación de la masa, la aplanamos sobre una bandeja y la metemos 40 minutos en el congelador.

Aplanamos la masa antes de meterla en el congelador.

Aplanamos la masa

5.- Pasado el tiempo, sacamos la masa del congelador y la plancha de mantequilla de la nevera. Enharinamos la mesa de trabajo y estiramos la masa en forma de rectángulo.

Estiramos la masa sobre la mesa de trabajo.

Estiramos la masa

6.- Cuando tengamos la forma conseguida, quitamos el film a la plancha de mantequilla y la colocamos en una de las mitades de la masa.

Incorporamos la mantequilla a la masa.

Incorporamos la mantequilla a la masa

7.- Es el momento de cubrir la mantequilla con el otro lado de la masa y cerrar bien los bordes para que quede bien sellada.

Sellamos bien la masa.

Sellamos la masa

8.- Volvemos a enharinar la mesa de trabajo y estiramos la masa. Lo que tenemos que conseguir es formar un rectángulo de unos 25 x 60 cm aproximadamente.

Formamos un rectángulo con la masa de los Croissants. De paseo por mi cocina.

Formamos un rectángulo

9.- Cuando hayamos conseguido nuestro rectángulo, doblamos la masa en tres partes y la giramos 90º a la derecha para volverla a estirar.

Doblamos en tres la masa.

Doblamos en tres partes la masa

10.- Volvemos a repetir el mismo proceso del paso 9.

11.- Acabaremos volviendo a doblar la masa en tres partes y la meteremos nuevamente en el frigorífico por espacio de media hora.

Masa de los Croissants doblada en tres partes.
Masa doblada en 3 partes

12.- Ponemos nuevamente la masa sobre la mesa de trabajo, volvemos a estirarla intentando conseguir un rectángulo de 24 x 50 y aproximadamente 4mm de grosor. Cuando hayamos estirado nuevamente la masa, en la parte más larga haremos unos cortes con un cuchillo, dejando unos 8 cm entre corte y corte. Después haremos las mismas marcas en el otro lado de la masa, desplazando las marcas 4 cm, para conseguir formar unos triángulos.

Es el momento de darle forma a nuestros Croissants.
Hacemos unos cortes en la masa

13.- Cortamos la masa en triángulos.

Hacemos triángulos con la masa.

Hacemos triángulos con la masa

14.- En el centro de cada triángulo, haremos otro pequeño corte que nos servirá para dar la forma que queremos a nuestros deliciosos Croissants. Así, enrollaremos los Croissants desde la base hasta la punta.

Damos forma a nuestros Croissants.

Enrollamos la masa.

15.- Damos forma a todos nuestros Croissants y los ponemos en una bandeja de horno. Es el momento de pintarlos y para ello mezclaremos todos los ingredientes de nuestro especial huevo batido. Pintamos los Croissants.

Croissants antes de hornear.

Pintamos de huevo los croissants

16.- Ponemos en un bol agua hirviendo y lo metemos en el horno frío. Ponemos encima del bol la bandeja de los croissants, cerramos el horno y dejamos fermentar por espacio de dos horas.

Dejamos fermentar en el horno.

Dos horas más de fermentación

17.- Transcurrido el tiempo, sacamos los croissants del horno y los dejamos reposar 15 minutos, mientras precalentamos el horno a 180º. Volvemos a pintarlos de huevo batido y los hornearemos durante alrededor de 14 minutos. Acordaros de que cada horno es un mundo, así que estar muy atentos a la cocción. No dejéis que se os quemen.

Croissants de De paseo por mi cocina.

Listos para comer

Dificultad

Qué manera de disfrutar en la cocina. No, no ha sido fácil llegar hasta aquí, pero me siento realmente feliz de haberlo intentado. No es una receta sencilla, ya os lo digo, pero entrar en el mundo de las masas es algo realmente fascinante. Según vas trabajando con ellas te vas dando cuenta de qué es exactamente lo que precisa cada una. Ésta en concreto necesita mucho tiempo, paciencia y amor del bueno. Yo conseguí mezclar bien estos tres ingredientes y el desayuno que ofrecí en casa fue memorable. Qué gran invento invitar a alguien a emprender un nuevo amanecer contigo. Si os animáis, dejaros llevar por los sentidos, por la magia, por el ritmo, por el deseo de alcanzar algo bonito para los demás. Triunfaréis, seguro.

El resultado

Rica, riquísima esta masa de croissants. Ya los he hecho dos veces (quería también probar a hacerlos mini) y en ambas ocasiones el sabor fue brutal. Qué gusto da comer cosas hechas en casa, siendo consciente en todo momento de los productos que estás usando.  Lógicamente, al no llevar incorporados ningún tipo de conservante conviene que hagáis los justos para que no sobre ninguno. Recién hechos con un poco de mantequilla extra y mermelada casera, para desmayarse. Pero si os sobran, ponerlos a la plancha al día siguiente y seguiréis sintiendo París.

Los mini croissants de De paseo por mi cocina.

Mini croissants

¿Os gustan los Croissants? A mí estos en concreto, me han encantado. Me han situado directamente en el centro de París, me han trasladado a un maravilloso recuerdo. Espero que paséis una semana formidable. Os recuerdo que si queréis bailar conmigo, podéis escuchar la lista de reproducción de De paseo por mi cocina. Os agradezco una semana más vuestra generosa compañía y os emplazo, si os apetece, a dar un increíble paseo de los nuestros el próximo jueves. ¿Me acompañas?