Buenos y bellos días. Espero que hayáis tenido una semana muy buena, muy cargada de amor del nuestro, del bueno. Y que os estéis llenando de estos colores tan maravillosos que nos ha traído noviembre. Un jueves más aparezco para recomendaros el sensacional trabajo de una extraordinaria emprendedora. Ella es Cristina Berenguer y si os apetece daremos un precioso paseo por su vida, por su nuevo negocio que ya triunfa en Madrid, en la calle Arroyofresno 19. Pasearemos a su lado como nos gusta, de su mano. Su apuesta se llama D SPOT («El Sitio»), un espacio en el que la comida y el bienestar se fusionan para crear un ambiente diferente, especialmente atractivo en el que os sentiréis como en casa. Comenzamos.

De paseo por mi cocina se cuela en la cocina de D-SPOT.

D SPOT nació el pasado mes de junio. Me atrajo desde el primer segundo por varias razones. La primera, no lo voy a negar, porque vivo muy cerca y durante toda mi vida he echado de menos un lugar así al lado de casa. La comodidad de la cercanía me llevó allí la primera vez, pero una vez que puse el pie dentro supe que se había iniciado una maravillosa historia de amor entre D SPOT y yo. Pronto, muy pronto, quise conocer a la creadora de este lugar con encanto, con personalidad, con armonía, en el que se respira un ambiente sensacional a cualquier hora del día. Camino despacio hacia mi encuentro con ella, mientras pienso en todos los platos que ya he podido degustar y compartir en su establecimiento. Haber tenido la oportunidad de conocer D SPOT desde su origen me gusta, me encanta sentirme fiel al trabajo bien hecho, a la ilusión de las personas, a los sueños compartidos. Y nuevamente me saco el sombrero ante nuestra valiente protagonista de hoy. Seguimos.

De paseo por mi cocina os recomienda D SPOT.

Me apasiona la decoración de D SPOT

Cristina me recibe en su `nuevo despacho´, como llama ella a una de las mesas de su local en la que trabaja con el portátil en los pocos momentos que goza de la soledad necesaria para ello. Su sonrisa me traspasa, me reconforta, me pausa. Me fascina que haya decidido cambiar radicalmente de trabajo y que optase por otra opción de vida, por emprender con D SPOT. Quizás, como he descubierto con casi todos los emprendedores que os presento, para ella lo fácil habría sido continuar en el mundo de las finanzas, dejarse llevar por la comodidad de la rutina. Sin embargo, decidió poner el punto final a ese camino y dar un giro completo a su trayectoria profesional. Cristina necesitó el apoyo incondicional de su familia, el empuje y el genial diseño de su hermana Alicia Berenguer (arquitecta maravillosa y creadora, junto a su marido Borja Herrero, de la firma POP e+v), unos ahorros y `voilà´. Ella dijo «ahora o nunca» y ahora ganó la batalla. Bravísimo.

La sencillez y el buen gusto reinan en D SPOT.

Un proveedor interrumpe nuestra conversación y aprovecho para observar como Cristina cuida todos los detalles al máximo y se nota. Todo encaja en D SPOT, todo tiene sentido. Regresa a su `despacho´ y antes de que le de tiempo a sentarse le pido permiso para colarme en su cocina. Me acompaña y me asombra el don que tiene para darnos a tantos de comer y tan rico todos los días y a todas horas. Sí, ella hace malabarismos para presentarnos la mejor versión de lo que ofrece. D SPOT no tiene salida de humos por lo que la carta es diferente a la de la mayoría de locales, como es obvio. No disponer de cocina hace que cada día sea un nuevo despertar para ella, que se nutre de los mejores proveedores y de cocineras de toda la vida que hacen unos postres que quitan el sentido. El helado es artesano, las pizzas las preparan con ingredientes de calidad top, los embutidos son extraordinarios, la ensalada de tomate y burrata me apasiona, la tortilla, las tostas, el carpaccio… La creatividad es la inteligencia divirtiéndose, como decía Einstein, pues Cristina está constantemente en ello. Creativa. 

Algunos platos que ofrece D SPOT.

Una de la cosas que más me gusta de D SPOT es que da igual la hora del día a la que vaya, siempre me siento como en casa. Es una sensación muy bella, y muy única, acudir a un lugar donde todo brota de forma natural, donde te acogen con cariño sincero y disfrutas realmente del momento. Y no es algo sencillo de conseguir. Cristina se enorgullece al hablar de Adriana, la encargada de D SPOT. La conexión entre ambas es plena y eso ha sido vital para el buen funcionamiento de todas las piezas. Aquí no encontraréis la comida más elaborada, pero sí distinta, sorprendente e inteligente. Una mezcla de casa y fuera, quizás la combinación perfecta. Las comidas son su punto fuerte, pero os aseguro que un aperitivo o una copa antes de cenar te transportarán a otro lugar. Y de las meriendas qué os puedo decir, que las probéis, que son de lo más apetecibles y te sentirás como en cualquier café de Londres. Experiencia relajante.

Los mojitos de D SPOT.

De regreso al `despacho´ recorremos todos los rincones, pero me detengo en uno muy especial donde restauración y decoración se unen de forma perfecta. Rincones que parecen hechos a medida, que se acoplan divinamente con el todo. SKaiser es la firma de fragancias, velas y decoración del hogar que te sorprenderá y que se mimetizan de maravilla en este espacio fantástico. Sin duda, todo se funde, como en casa. Pasión.

SKaiser vende en D SPOT sus fragancias y velas.

Rincones que te sorprenderán

Ya huele a despedida. Y que poco me apetece. Estoy tan a gusto. Me quedaría horas hablando con Cristina, preguntándole, observando, disfrutando de su compañía, de su clase y saber estar, de D SPOT. Hablamos de las ilusiones, de los sueños, de la vida. Hablamos y compartimos momentos, minutos, camino, porque D SPOT ya forma parte de mí, como de todas aquellas personas que ya acuden con asiduidad a dejarse llevar por la delicadeza, los bellos detalles y las ricas comidas. Un lugar donde parar y quedarse. Quedarse simplemente a disfrutar. Cristina me acompaña a la puerta y estoy tentada de quedarme a tomar algo en la terraza. Hace una mañana fresca, pero preciosa. Pero debo continuar paseando por la vida. Me despido y le doy las gracias por recibirme, por inventarse `El sitio´, por reinventarse y enseñarnos su determinación, valor, energía y fuerza. Ahora es mi momento. Me paro, giro la cabeza y detengo un segundo el tiempo: Sensaciones frescas, nuevas y mucho amor del bueno.

Detalles bonitos del restaurante D SPOT.

Detalles bellos

¿Conocéis D SPOT? Os animo a que lo probéis. Este espacio madrileño y su dueña os sorprenderá y os sentiréis como en casa. Recordaros que el próximo jueves es festivo y que regresaré el jueves 13 de diciembre para, si me dejáis, seguir paseando de vuestra mano. ¿Me acompañas?

D SPOT es un espacio nuevo, fresco y diferente.