Seguimos caminando, paseando por mi cocina. Buenos días, mis queridos foodies. Vamos a ponernos manos a la masa. Y en esta ocasión, nunca mejor dicho. Hoy cocinaremos juntos Empanada casera de bonito, una delicia incomparable. Para mí será toda una experiencia. Esta receta me trae recuerdos de mi fantástica infancia al lado de mi abuela Margot. Su masa de empanada era cosa fina y esta bonita mañana de octubre vamos a intentar emular a mí bellísima abuela. Será la primera vez que haga la masa, así que si yo puedo, vosotros lo bordaréis. Mi madre nos guiará paso a paso. No tendremos disculpa si no salimos airosos. ¿Preparados?

Empanada casera elaborada por De paseo por mi cocina.

Porción de nuestra Empanada casera

Si os digo la verdad, la Empanada que hacía mi abuela y ahora borda mi madre o mi prima Marga tiene siempre un éxito rotundo. A ella le brillan los ojos esta mañana, será que está deseando comenzar con el ritual. Se quita las sortijas, se lava las manos y hoy la voy a sorprender con la música. Le doy al play y Soldadito marinero, de Fito & Fitipaldis, ya suena. Empieza a contornearse por la cocina. Todo en marcha. Solamente faltáis vosotros. ¿Vamos?

 

Ingredientes para la masa

  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de leche entera templada
  • 1 vaso de aceite
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Harina (la que admita)

Masa para la empanada.

La masa con la que elaboraremos la empanada


Ingredientes para el relleno

  • 3 cebollas
  • 1 tomate grande
  • Aceite de Oliva
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 3 latas de bonito
  • sal
  • 1 huevo

 

Elaboración de la empanada

1

Ponemos todos los ingredientes de la masa, menos la harina, juntos en un bol y los removemos con una cuchara de madera.

2

Ahora sí, vamos incorporando la harina poco a poco y seguimos removiendo dentro del bol, hasta que veamos que la masa va cogiendo la consistencia que necesitamos. Llegará un momento que tendréis que dejar la cuchara de madera y comenzar a trabajar la masa con las manos dentro del bol.

Trabajar con mucho amor del bueno la masa.

Trabajaremos con las manos la masa

3

Cuando hayamos conseguido que la masa esté a punto, que no se os pegue en las manos, pero que tampoco se os seque debido a demasiada harina, la dejamos que repose durante treinta minutos.

4

Mientras la masa reposa, nos ponemos con el sofrito. Pelamos y picamos las cebollas y el tomate. Ponemos un cazo con aceite y cuando esté caliente echamos las cebollas y el tomate. Le incorporamos el pimentón, la sal y el azúcar y lo dejamos hacer lentamente. Cuando esté listo, le añadimos al sofrito el huevo que hemos cocido y picado previamente y las 3 latas de bonito.

Sofrito para la empanada de bonito de De paseo por mi cocina.

Sofrito preparado
5

Una vez que la masa haya reposado media hora, la partimos en dos y enharinamos la mesa de trabajo y el rodillo con el que vamos a amasar. Extendemos bien la masa sobre la mesa y trabajaremos con ella dándole la forma de la bandeja en la que la vamos a poner y en la que habremos puesto un poco de aceite en la base para que no se pegue.

Base de la masa de la empanada.

Colocamos en la fuente la mitad de la masa

6

Rellenamos nuestra empanada con el sofrito que hemos elaborado. Repetimos la misma operación que antes con la masa para hacer la parte de arriba de la empanada y cortamos los bordes que nos sobren. Juntamos bien la capa inferior de la masa con la superior y vamos haciendo el borde.

Rellenamos con el sofrito la masa.

Rellenamos con el sofrito la empanada

7

Recortaremos un círculo en el medio de la empanada y con la masa que nos ha sobrado al unir los bordes, podemos decorarla al gusto de cada uno. Cuando todo esté listo, precalentaremos el horno a 170º diez minutos y metemos la empanada que dejaremos hacer durante, aproximadamente y según el horno, una hora. Si se dora demasiado, bajaréis un poco la temperatura del horno para que no se queme. Cada cocina y cada horno es un mundo.
Decoramos la empanada al gusto.
Utilizamos los restos de la masa para decorar la empanada

 

Dificultad

No es de las recetas más sencillas que hemos hecho, mis queridos foodies, pero hay que probar de todo y en algún momento hay que empezar. Hoy era el día y os puedo decir que me siento feliz de poder compartir con vosotros este instante tan bello. Hacer una masa para los que habitualmente están acostumbrados no es difícil, en mi caso sufrí un poco porque soy muy perfeccionista. Sin embargo, asistir a la clase magistral de Carmela madre, no tuvo precio. Maravillosa le salió la masa.

El resultado

Yo elegí conservas de Bonito para mi relleno de la empanada. Pero el relleno es opcional y a elegir por vosotros mismos. Me encanta también la de zamburiñas y qué os voy a decir de la de restos de Cocido o la de chorizo y mejillones que hace mi queridísima tía Lolo. Cualquier relleno es válido. El que elijáis será perfecto y sé que os saldrá de maravilla. Y si además la hacéis al ritmo de la música de De paseo por mi cocina que encontraréis en Spotify, será una experiencia inolvidable.

La empanada de Bonito elaborada por De paseo por mi cocina.

¿Habéis hecho alguna vez empanada? Yo hacía miles de años que no me ponía manos a la masa, por lo que puede decirse que estoy de estreno, y la experiencia ha sido sensacional. La empanada es un plato muy socorrido en reuniones familiares y de amigos. Si encima os sale buena, ¿qué más podemos pedirle a la vida? Bueno sí, un poco de amor del bueno, del nuestro. ¿Me acompañas?