Buenos días, mis queridos foodies. Bienvenidos un jueves más a mi blog del que, ya sabéis, sois los verdaderos protagonistas. Esta bonita mañana de septiembre regreso con una receta que desde hace tiempo se ha convertido en uno de mis platos favoritos. Quizás lo encontréis muy básico, pero una buena ensaladilla rusa es apetecible en cualquier momento del año y en todas las circunstancias. La nuestra, bautizada como `Melita´ por lo mucho que me gusta, es una más, pero elaborada con todo el amor del bueno, las mejores gambas frescas del sur y una mayonesa muy diferente y rica. Además, he tenido la inmensa suerte de contar con huevos frescos que me regaló mi amiga Gema López, un escándalo. ¿Qué puede salir mal? Caminamos.

Ensaladilla rusa de De paseo por mi cocina.

La ensaladilla rusa de De paseo por mi cocina

Ya tengo todo preparado en la cocina. Hoy quiero sorprender a mi madre con esta variedad de ensaladilla, así que bailaré casi solita para todos vosotros. Gran responsabilidad. Lo haré bajo la batuta de Xoel López y su maravilloso Antídoto. Y de la mano de mi incansable y gran amiga Amparo Bello. Bailemos, Pa, bailemos. 

Ensaladilla rusa con mayonesa de gambas.

Haremos una mayonesa de gambas maravillosa para nuestra ensaladilla

 

Ingredientes para la ensaladilla

  • 200 gr. de gambas frescas
  • 4 huevos
  • 4 patatas iguales
  • 2 zanahorias

Ingredientes.

Ingredientes para elaborar la ensaladilla de De paseo por mi cocina

 

Ingredientes para la mayonesa de gambas

  • Aceite de oliva
  • Sal
  • El jugo de medio limón
  • 1 huevo
  • El aceite obtenido tras freír las cabezas de las gambas

 

Elaboración de la ensaladilla

1.- Lo primero que tenemos que hacer es poner a cocer en una olla las patatas y las zanahorias. Para ello, lavamos los productos, llenamos la olla de agua fría y dejamos que hierva. Cuando esté lista, añadimos un puñado de sal gorda y metemos las patatas y las zanahorias sin pelar. Este paso yo lo hice con la olla exprés y en menos de 10 minutos tenía todo listo. Pero si no disponéis de ella, contar con el tiempo necesario, alrededor de media hora.

Ponemos a cocer los ingredientes de la ensaladilla.

Cocemos los ingredientes de nuestra ensaladilla

2.- Mientras dejamos que se cuezan las patatas, podemos ir cociendo los huevos sobre 10 minutos, dependiendo de cómo os guste de hecha la yema.

3.- Cuando las patatas y la zanahorias estén cocidas, sacar rápidamente de la olla y dejar que se enfríen.

Receta de ensaladilla rusa.

Antes de pelar y picar las patatas y las zanahorias, dejamos que se enfríen

4.- Es el momento de cocer las gambas. Yo las compré frescas en el mercado y eran espectaculares. Las coceremos durante 5 minutos con un poco de sal gorda y laurel. Cuando estén, dejaremos que se enfríen y las pelamos, reservando las cabezas para después elaborar la mayonesa de gambas.

5.- Comenzamos a mezclar todos los ingredientes ya preparados. Así, pelamos y cortamos en daditos las patatas. Yo, en el caso de la zanahoria, prefiero rallarla, pero también podéis cortarla en cuadraditos. 

De paseo por mi cocina os trae su receta de ensaladilla.

Pelamos y cortamos los ingredientes antes de mezclarlos

6.– Pelamos y picamos los huevos y las gambas ya cocidos y fríos.

7.- En una fuente que elijáis para la ocasión, comenzáis a mezclar todos los ingredientes.

Mezclamos todos los productos en una fuente.

Mezclamos todos los productos en una fuente antes de añadir la mayonesa de gambas casera

 

Elaboración de la mayonesa de gambas

1.-  La clave de esta receta puede estar en la mayonesa diferente y espectacular que vamos a elaborar. La diferencia con una mayonesa casera normal es que a la nuestra le vamos a añadir el aceite resultante de freír las cabezas de las gambas previamente. Ponemos un poco de aceite de oliva virgen en una sartén y cuando esté caliente, incorporamos las cabezas. Las dejamos que vayan soltando todo su jugo y nos ayudamos con un tenedor de madera para exprimir las cabezas al máximo. Cuando esté listo, las retiramos del fuego y desechamos las cabezas con un colador y nos quedamos con el maravilloso aceite de gambas que hemos preparado.

Freímos las cabezas de las gambas.

Dejamos que suelten todo el jugo

2.- Dejamos que se enfríe el aceite obtenido y cuando esté, comenzamos a preparar la mayonesa para la ensaladilla rusa. 

Aderezo especial de jugo de gambas para la mayonesa de la ensaladilla.

Esta maravilla de aceite de gambas se lo incorporaremos a la mayonesa

3.- En un vaso de batidora ponemos el huevo, un buen chorro de limón, sal al gusto y aceite de oliva. Batimos desde abajo y con suavidad hasta que emulsione la mezcla. Iremos incorporando el aceite que admita antes de añadir nuestro ingrediente especial.

4.- Cuando esté a punto, vertemos sobre la mezcla el aceite que obtuvimos de freír las gambas y seguimos batiendo hasta que la mezcla sea homogénea. 

Mayonesa de gambas para la ensaladilla de De paseo por mi cocina.

Mayonesa casera de gambas

5.- Ahora recuperamos la fuente con la ensaladilla que teníamos enfriando en la nevera y le añadimos esta riquísima mayonesa casera de gambas. Volvemos a meterla en la nevera y dejamos que se enfríe para servir. 

 

Dificultad

Sencilla y muy resultona, como dice mi queridísima Carmen Albo. Os llevará algo de tiempo la elaboración, pero la dificultad de esta receta es nula y si los productos, además, son caseros y frescos, obtendréis un plato exquisito.

El resultado

La verdad es que no conozco a nadie, hasta el momento, al que no le guste la ensaladilla. Es un clásico de nuestra cocina y con este toque diferente de la mayonesa de gambas, el triunfo lo tenéis asegurado.

Ensaladilla rusa. Receta de De paseo por mi cocina.

¿Habéis probado la mayonesa de gambas para la ensaladilla? Con esta sencilla receta os ganaréis el amor incondicional de todos vuestros comensales. No os olvidéis que ya os podéis descargar todas las recetas en PDF y, también, que podéis agregaros a la lista de reproducción de Spotify de De paseo por mi cocina, que iré ampliando con cada receta. Así la encontraréis y así podréis disfrutar de la música que me inspira y me llena en la cocina. ¿Me acompañas?