Hoy no es un jueves cualquiera, no puede serlo porque esta bonita mañana os traigo una recomendación maravillosa, una tienda de cocina extraordinaria y una persona que ha conquistado mi corazón desde el mismo momento que entró en mi vida para quedarse, espero, para siempre. Guisándome la vida es mucho más que un blog y Carmen Albo es mucho más que su autora. Os invito a que me acompañéis por su cocina, será un paseo apasionado y apasionante. Será una experiencia deliciosa. Me siento una privilegiada por compartir instantes como el que me regaló Carmen y feliz por poder recomendaros que visitéis su tienda en Vigo, que os apuntéis a alguno de los cursos de cocina que brinda y que no dejéis de bucear por su personal blog. En él podréis encontrar un buen número de recetas fantásticas y además, hallaréis historias bellas escritas con mucho amor del bueno, del que nos gusta a nosotros. ¿Preparados?

Carmen Albo y su maravilloso Guisándome la vida.

Carmen Albo es la viguesa creadora de Guisádome la vida

Seguramente que muchos de vosotros ya conocéis de sobra y desde hace tiempo el proyecto de Carmen Albo y que no os voy a descubrir nada nuevo. Sin embargo, para mí sí ha sido un hallazgo y considero que debo compartirlo con todas aquellas personas que, como yo, lleguen un poco tarde a Guisándome la vida. Aunque soy de las que pienso que nunca es tarde para nada y que el camino te va poniendo de manera inesperada delante de historias, lugares y personas en el momento justo.

De paseo por mi cocina estuvo en la tienda de Guisándome la vida.

En su tienda encontraréis todo tipo de utensilios para la cocina

Comienza la aventura en una fría y lluviosa mañana en mi Vigo del alma. Camino despacio, como me gusta, hasta la tienda de Carmen. Quizás el hecho de que esté en un primer piso hizo que pasase desapercibida para mí hasta este momento. Me tienta subir las escaleras una a una hasta su local, pero opto por no hacerme la intrépida y el ascensor me pone delante de la puerta de entrada. Y allí está Carmen. Su sonrisa te engancha al instante, su mirada clara y franca me hace sentir tan cómoda que parece que la conozco de toda la vida, pero lo cierto es que fue nuestro primer y hasta el momento único encuentro.

Carmen Albo cocinando en su taller de Vigo.

La sonrisa de Carmen es brutal y permanente

Me invita a pasar a su cocina y con un breve vistazo me doy cuenta de que va a ser una mañana muy bella. Me acomodo delante de los fogones en los que  imparte sus cursos de cocina y enseguida me la imagino con 3 años subida a un taburete guisándose la vida con su abuela Romana. En ese momento, probablemente, comenzó su amor y pasión por la cocina. Me cuenta, me narra con un cariño especial aquella época de su vida en la que su abuela era una gran innovadora en el arte culinario. Me habla de aquellas recetas guardadas de revistas francesas, de aquellos dátiles rellenos de queso roquefort y de cómo empezó a apreciar y amar la comida. Me cautiva.

La cocina de Guisándome la vida tiene ya miles de historias.

Carmen me invita a sentarme en la espectacular cocina de su tienda-taller

Licenciada en Derecho, esta viguesa de pro abandonaría la toga rápidamente para abrir una puerta en el mundo del marketing, en el que se adentró con fuerza y entusiasmo durante muchos años, llegando a convertirse ella misma en profesora. No fue hasta 2010 cuando Carmen comenzó su andadura virtual con la creación de su blog: Guisándome la vida. En él, ella encuentra una manera extraordinaria de poder hacer lo que más le gusta y, además, compartirlo con los miles de seguidores con los que ya cuenta y que son fieles e incondicionales.

Algunas de las recetas elaboradas por Carmen Albo.

Algunas de las recetas fantásticas que encontraréis en su blog

Aunque al principio compaginaba su blog con su profesión, tuvo que tomar la decisión de dejar el marketing. Su empresa la obligaba a hacer la maleta y desplazarse al extranjero. Ella eligió otro camino. Carmen no es una persona de estar parada y poco se le pone por delante. Confiesa que, no sin cierto temor, decidió dar un espacio físico a su sitio virtual. De esta manera brota su tienda-taller de cocina, que lleva incorporada clases que ella misma imparte o que dirigen prestigiosos cocineros profesionales. Situada en el primer piso de la calle Velázquez Moreno 17, el lugar te enamora. La distribución de los ambientes es magnífica y la terraza exterior, un paraíso insospechado.

La terraza de la tienda de cocina de Carmen Albo en Vigo.

La terraza donde habita Guisándome la vida es un espectáculo

Autora de dos libros de recetas de cocina proteicas de lo más recomendables (Yo sí conseguí adelgazar con mis recetas proteicas y Adelgaza sin hambre y con humor con mis recetas proteicas), Carmen no deja de sorprenderme con cada frase, con cada gesto, en una conversación que fluye sola porque ella lo hace todo fácil. Autodidacta en la cocina, se resta mérito una y otra vez, alegando humildemente que se siente una afortunada y que disfruta y se divierte intensamente con esta manera tan suya de entender la vida y aprovecharla al máximo. Si os preguntáis cómo es capaz de manejar el tiempo y estirar las horas, os diré que aún hay más. Es directora y presentadora en Radio Vigo-Cadena Ser de la Guía Gastronómica, un programa que sale al aire todos los sábados y, además, desde la empresa Restauraación, junto a su socio Víctor Gómez Romero, diseña estrategias de marketing on-line para restaurantes y empresas de alimentación. Soberbia.

Carmen Albo ha escrito dos libros de recetas de cocina.

Carmen es autora de dos libros de recetas

Me bajo del taburete de su cocina y me doy un paseo por el local mientras Carmen atiende un queso fresco que ella misma elabora. Me detengo en su tienda y disfruto como pocas veces. Me llevaría todos los artilugios, como Carmen los llama, que tiene a la venta y los metería todos en mi cocina para preparar nuestras recetas de los domingos. Me apasionan, me enamoran, me enganchan. Ella viene a mi encuentro y me regala su mejor sonrisa, me muestra el resto del maravilloso espacio, al que debéis ir aunque sólo sea para conocerlo. Todavía le robo un poco más de tiempo, quiero exprimirlo al máximo porque me siento muy a gusto, para que me cuente que le apasiona una buena cama para dormir bien, que las setas y las alcachofas le pierden y que una buena bechamel le roba el corazón. Su sueño sería poder vivir mirando al mar, nuestro mar, y me la imagino en la playa disfrutando como ella sabe de un baño de vida salada.

En su tienda Carmen Albo vende distintos elementos de cocina.

Carmen espera vender muy pronto sus productos también on-line

Caminamos hasta la puerta, ella me acompaña y detengo el tiempo un instante al girarme. Quiero mantener para siempre vivo en mi memoria este maravilloso descubrimiento. Pero el tiempo sigue corriendo y llega la despedida. Eternamente agradecida le digo hasta pronto y la expresión bella de su mirada y su sonrisa fresca me acompañan rumbo a la calle. Ya no llueve, ha salido el sol y camino llena de energía. Y no me sorprende, porque Carmen no solo trasmite fuerza y alegría, también te la contagia y eso lo trae de serie y no tiene precio. Ella es así, ha sabido guisarse la vida de una forma extraordinaria. Mi más sincero reconocimiento y agradecimiento. Mi apuesta firme, segura y decidida por Guisándome la vida.

Carmen Albo brindando en su taller de cocina.

La mejor despedida

¿Conocéis Guisándome la vida de Carmen Albo? Si sois de Vigo, no dejéis de acercaros a ella y si no lo sois, guisaros la vida con ella en su blog. No os defraudará y os transmitirá tantas sensaciones buenas que quedaréis prendados, como yo. ¿Me acompañas?