Feliz 2018, mis queridos foodies. Espero que hayáis comenzado el año de la mejor forma posible y que estéis tan ilusionados y hambrientos de nuevas recetas y recomendaciones como yo. Esta fresquita mañana de domingo os voy a sorprender con un aperitivo exquisito y sencillo en su elaboración. Vamos a por los Palitos de parmesano, un aperitivo de quitar el sentido. Sí, de quitar el sentido, porque una vez que empiezas a comerlos no puedes parar. Son tan especialmente buenos que echar el freno de mano es prácticamente imposible. Por ello, no tengáis ninguna duda de que triunfaréis con vuestra familia y amigos. La clave, como siempre os digo, está en el amor con que os pongáis manos a ello. Lógicamente, también debéis tratar con mucho cariño la masa, pero no os supondrá un gran esfuerzo y el resultado merecerá mucho la pena.

Palitos de parmesano, orégano y sal Maldon. De paseo por mi cocina
Palitos de Parmesano, orégano y sal Maldon

Hoy es un día especial, como todos en los que me meto con mi madre en la cocina. Disfruto tanto observando sus gestos, aprendiendo de su experiencia. Saboreo cada instante como si fuese el último, porque eso sí me lo ha enseñado la vida. Éste es el momento. Se quita las sortijas, le doy al play y nos lavamos las manos. Esta mañana volvemos a tener cuerpo de musical, por lo que Cats ya suena con fuerza en la cocina. Memory me engancha, me revuelve por dentro, hace explotar todos mis sentidos. Por eso es, quizás, la canción más importante de mi vida. Danzo, sueño, vivo, amo y cocino en familia. Empecemos.

Un aperitivo exquisito.

Un aperitivo exquisito en cualquier momento

Ingredientes para la masa

– 90 gr. de mantequilla
– 100 gr. de harina
– 80 gr. de queso parmesano rallado
– 70 gr. de queso ricotta

Ingredientes para los palitos de queso.

Ingredientes para los Palitos de queso
Ingredientes para el barniz
– 50 gr. de queso parmesano rallado
– 1 huevo
– Sal Maldon
– Orégano
Elaboración de la masa
1

Lo primero que haremos será echar todos los ingredientes para la masa en un bol. Con la punta de los dedos los mezclamos muy bien y vamos dando forma a nuestra masa hojaldrada. Cuando consideréis que se han unido bien todos los ingredientes y tengáis una masa homogénea en forma de bola, la envolvéis en papel film y la meteréis 10 minutos en el frigorífico.

Mezclamos todos los ingredientes.

Mezclamos todos los ingredientes de la receta
2
Pasado el tiempo, enharinamos la mesa, sacamos la masa de la nevera y comenzamos a trabajar con ella. Estiramos la masa tratando de que nos quede lo más parecido a un rectángulo y comenzaremos con un proceso que repetiremos de idéntica manera tres veces.
Estiramos la masa de los Palitos de queso.
Estiramos la masa para empezar a trabajar con ella

3
El proceso que repetiremos por tres veces consiste en los siguientes pasos: Primero, doblaremos el extremo derecho hasta la mitad (como aparece en la imagen de arriba). Después, doblaremos el extremo izquierdo poniéndolo encima del derecho. Dejaremos el doblez a la derecha, giramos la masa 90 grados y volveremos a estirar la masa nuevamente, repitiendo los mismos pasos tres veces.

Trabajamos la masa hojaldrada.

Repetimos el proceso tres veces

4

Una vez finalizado el trabajo con la masa hojaldrada, doblaremos bien la masa (como aparece en la imagen de abajo), la envolveremos en papel film y la dejaremos reposar en la nevera durante media hora.

Metemos la masa de los palitos en la nevera.

Doblamos la masa y la metemos nuevamente en la nevera

5

Transcurrido el tiempo, sacamos la masa de la nevera y la volvemos a estirar en la mesa de trabajo, previamente enharinada. Volvemos a estirarla en forma de rectángulo y es el momento de comenzar con el barniz. Así, iniciaremos el proceso pintando la masa con huevo batido.

6

Ya barnizada la masa, la cubriremos con el queso parmesano rallado que habremos reservado para ello y le añadiremos la sal Maldon y el orégano.

Añadimos el queso rallado, el orégano y la sal Maldon.

Añadimos la sal Maldon y el orégano


7

Es el momento de cortar tiras de 1 cm y las iremos colocando sobre una bandeja de horno en la que previamente habremos colocado papel albal.

Cortamos la masa de nuestro aperitivo en tiras de un centímetro.

Cortamos la masa en tiras de 1 cm

8
Ya tenemos todo listo y solamente nos queda hornear. Para ello, ponemos el horno a 170º y metemos la bandeja durante, aproximadamente, quince minutos. Sabréis que están hechos cuando comprobéis que están dorados. Dejamos que se enfríen y estarán listos para nuestro delicioso y sorprendente aperitivo.

Dificultad

Como todas las recetas que os presento, no es difícil. Ya sabéis que nosotros somos simples aprendices de cocina. La única estrella Michelín que tenemos la llevamos y llevaremos siempre colgada en el corazón, por el amor con el que preparamos nuestros platos. Y eso ya es un gran premio. Pero necesitaréis tiempo para crear estos Palitos de parmesano, ya que deberéis meter la masa dos veces en la nevera por espacio total de 40 minutos. Cuando os pongáis a ello, os sorprenderá lo sencillo que resulta y el espectacular sabor y resultado.

El resultado

Éste es un aperitivo original y diferente. Cuando lo preparamos en casa siempre nos preguntan dónde los hemos comprado, por lo que estoy convencida de que triunfaréis a lo grande. El resultado es francamente soberbio y los productos que compramos son siempre de máxima calidad. Para los que estáis en Madrid, mi sugerencia es que los quesos los compréis en Mangitalia. Ésta es para mí, la mejor tienda de comida italiana.

Palitos de parmesano y orégano hechos por De paseo por mi cocina.

El resultado no os dejará indiferentes
¿Os gustan los aperitivos diferentes? Los Palitos de parmesano os mostrarán como foodies diferentes. Son originales, fáciles de hacer y tienen un sabor especialmente bueno. Animaros con la receta. El triunfo está asegurado. ¿Me acompañas?