Buenos y bellos días mis queridos foodies. ¿Cómo os ha ido la semana? Ojalá que haya sido bonita y que hayáis entregado y recibido mucho amor del bueno. Octubre ya está aquí y sabéis lo mucho que me gusta el Otoño, pero esta mañana de jueves siento cierta morriña de verano y la nostalgia me lleva directamente a la cocina. Iniciamos una nueva temporada de aventuras en los fogones, qué ilusión me hace. La receta que he elegido para nuestro estreno quizás os sorprenda, pero siento que todavía debo saborear un poquito más los recuerdos del ayer. Quizás por eso he escogido comenzar a pasear por mi cocina con el Salmorejo irresistible que tomamos en casa. Qué plato más delicioso, sencillo y delicado, que yo tomo hasta bien entrado el frío. Me apasiona, no puedo evitarlo. Espero que os guste la mitad que a mí y que encontréis su punto perfecto. Vamos.

Salmorejo, irresistible

Salmorejo, el de casa

Sí, ya tengo todos los ingredientes dispuestos muy cerquita de mí. Como siempre, los he comprado de la mejor calidad. Ya sabéis que soy de las que piensa que, en la medida de lo que pueda cada uno, siempre hay que apostar por los mejores productos. Ellos y amor del bueno a raudales, marcarán la diferencia. Me lavo las manos, me pongo el delantal y en ese instante entra Carmela en la cocina para supervisar todo. Me da su bendición y me deja a solas con mi ilusión. Le doy play de la lista de reproducción de De paseo por mi cocina, tampoco puedo evitarlo, mientras presiento que algo especial va a suceder. Desgastémoslo aparece de la nada, qué momentazo. Cómo me gusta Tarde a todo, qué fan soy. Y siento, vibro, amo, sonrío, canto y bailo, cómo no hacerlo. Bailemos al ritmo de ellos. Desgastémonos.

Ingredientes

. 800 gr. de tomates pera maduros

. 150 gr. de pan (yo uso Mollete)

. 140 ml. de aceite de oliva virgen (no pongáis uno que sea demasiado fuerte, ya que le dará demasiado sabor)

. 1/2 ajo

. sal

. 4 huevos cocidos

. Virutas de Jamón

Ingredientes para la elaboración del Salmorejo de De paseo por mi cocina.

Los ingredientes

Elaboración

1.- Qué delicia de receta. La verdad es que en verano podría tomarla todos los días. Me encanta. Comenzaremos lavando los tomates. En el Salmorejo y el Gazpacho es vital que los tomates sean de la mejor calidad. Los pera son muy adecuados. Una vez lavados, le quitáis la caperuza, les incorporáis la sal y los trituráis. Podéis utilizar perfectamente la batidora para ello.

Trituramos el tomate.

2.- Cuando los tomates estén bien triturados, pasamos el resultado por un colador con la idea de que se queden en él la piel y las pepitas sobrantes. Es un paso importante, porque el objetivo es conseguir que el Salmorejo quede liso.

Usamos un colador para pasar el tomate.

Colamos el tomate

3.- El pan entra en acción en este momento, pero no os olvidéis de que conviene comprarlo un par de días antes de que hagáis la receta para que esté más duro. Se parten los molletes y se introducen en el tomate. Dejáis que se empape bien el pan y cuando consideréis que está lo suficientemente mojado, lo batiremos.

Añadimos el pan.

Incorporamos el pan

4.- Cómo se respira a Andalucía en mi cocina, qué maravilla. Seguimos con nuestro Salmorejo. Ahora, incorporamos el ajo (ya sabéis que siempre sin la parte del centro para que no repita) y también el aceite. En este caso, lo haremos muy despacio y sin dejar de batir para que la mezcla se una de la forma adecuada y os quede una receta de oro.

5.- Después de batirlo varios minutos y de que todos los ingredientes se hayan ligado perfectamente, comprobáis que esté bien de sal y volvéis a pasar la mezcla por un colador. Tras ello, lo dejáis enfriar en la nevera. A continuación, cocéis los huevos 10 minutos en un cazo. Cuando estén, los dejáis enfriar, los peláis y los picáis. También debéis picar en tiras pequeñas el jamón y ambos se los añadiremos al Salmorejo a la hora de servir.

Salmorejo.

Dificultad

Os daréis cuenta enseguida que es una de las recetas más sencillas y ricas que hemos elaborado juntos. Sin embargo, sí os recomiendo que seáis exigentes con los ingredientes, porque de ello dependerá muchísimo el resultado final. También debéis de intentar fusionar bien los componentes, prestando especial atención al momento de incorporar el aceite. No os olvidéis de no dejar de batir mientras lo añadís a la receta. Emulsionar bien el aceite con el tomate es la clave.

El Resultado

La textura, el sabor y el color, impresionantes. Aunque ya sabéis que si os gusta un poco menos espeso que a mí, podéis aclararlo con un poquito de agua.

Salmorejo elaborado por De paseo por mi cocina.

¿Habéis hecho alguna vez Salmorejo? Para mí era la primera vez, pero ya me he convertido en fan incondicional de esta deliciosa receta. Os deseo que paséis una semana bonita y si os apetece, os invito a que volvamos a pasear juntos de la mano por la vida el próximo jueves. No hay nada que me pueda apetecer más. ¿Me acompañas?