Buenos días. No me puede gustar más aparecer nuevamente por esta ventana. Y lo hago con una recomendación excepcional, de esas que iluminan todos los sentidos y que dejan el alma pausada, algo tan necesario en estos tiempos tan extraordinariamente oscuros. Espero que como me ha pasado a mí, Vinagres do Ribeiro os deje un gran sabor de boca y la necesidad irremediable de probar este sorprendente producto. Descubriremos, una vez más, que aquello de «Galicia Calidade» no está exento de contenido. Prepararos para dar un emocionante paseo de la mano de Xoan Pablo Lorenzo y su marca de vinagres: «Albarro». Experiencia absolutamente brutal.

Los Vinagres do Ribeiro son artesanales.

Vinagres do Ribeiro

Si ya tenéis la mochila preparada, no os hago esperar más porque nos vamos directos a la comarca do Ribeiro. Allí, en Berán, nos espera el artista, el fundador de estos deliciosos vinagres aromatizados, un producto de autor elaborado por métodos artesanales en los que se antepone la calidad a cantidad. La acetificación artesanal y la ausencia total de sulfitos o conservantes son dos de las características diferenciadoras que hacen tan especial a este vinagre, pero no son las únicas. El trabajo y el amor que hay detrás de esta firma os conquistará. Vinagres do Ribeiro

Xoan Pablo Lorenzo es el propietario de Vinagres do Ribeiro
Xoan Pablo Lorenzo

A Xoan Pablo le brillan los ojos al hablar de su creación y no es para menos. En su mirada se refleja el amor que le inspira su obra de arte, como le llamo. Y lo es. Xoan Pablo nació encima de una bodega, la de su padre Avelino Lorenzo, reconocido viticultor y bodeguero gallego, primer galardonado en 2016 con el premio «Vida entre vides» concedido por el Consejo Regulador Denominación de Origen Ribeiro, que quiso destacar de esta manera su esfuerzo en la promoción de los vinos de O Ribeiro, su visión en la reestructuración del viñedo, su apuesta decidida por las variedades autóctonas y su empeño por impulsar los vinos tintos. Además, revitalizó el vino tostado. 

Bodega de la familia Lorenzo en Berán.

Bodega en los bajos de la casa familiar

A pesar de su tradición familiar, a nuestro protagonista los derroteros de la vida le llevaron por otros caminos antes de volver a su lugar de origen y emprender esta bellísima historia. Obtuvo la Diplomatura como profesor de E.G.B, pero su vida laboral se desarrolló en la industria de la piedra natural, hasta que la crisis de 2008 que tanto afectó al sector de la inmobiliaria y la construcción le empujaron a regresar a su pueblo natal «con la idea de buscar productos derivados y complementarios a la producción vitivinícola tradicional», como él mismo nos cuenta. «Quería que el producto estuviese perfectamente vinculado en la tradición vitícola y a los valores propios del medio rural. Que tuviese un valor añadido», apuntilla Xoan.

Los cuatro vinagres creados por Xoan Pablo Lorenzo

Galicia en el corazón de Albarro

Fue en el 2011 cuando Lorenzo decide iniciar la experimentación de la elaboración de los vinagres artesanales. Un trabajo arduo y largo en el tiempo. Durante este periodo, además de formarse rigurosamente en el apasionante mundo del vinagre, Xoan buscó la orientación de distintos expertos relacionados de una u otra manera con la gastronomía, la enología y los vinagres andaluces, lo que le ayudó a ir mejorando la calidad de su propio vinagre. En esta fase de ensayos, acondicionó una estancia a modo de cueva en la antigua casa de sus abuelos en un pueblo llamado Albarro, nombre que adoptó para su marca.

Albarro en la marca de Vinagres do Ribeiro

Seis años de experimentación

Fundada la empresa en marzo de 2017, en diciembre de ese mismo año ve la luz el primero de sus vinagres, después de un largo proceso de acetificación artesanal: Albarro XP I. En ese instante comenzó para él otra complicada labor, la de dar a conocer su valioso producto. El esfuerzo titánico de Xoan Pablo, su constancia y amor por su trabajo hicieron que en tan solo dos años sus vinagres fuesen conocidos y usados por los mejores chefs gallegos. Pero además, consiguió posicionarlo en las mejores tiendas gourmet. En la actualidad podéis encontrar Albarro en distintos puntos de la geografía española y por supuesto, contactando con Xoan Pablo Lorenzo a través de su página web o en sus redes sociales. El mismo os facilitará toda la información sobre sus excelentes productos y tendréis la oportunidad de adentraros en un mundo realmente apasionante de su mano. Un auténtico lujo. 

Albarro XP I

El premio a su trabajo bien hecho llegó en 2018 y 2019, momento en el que su vinagre Albarro XP I recibió la medalla de oro en el prestigioso concurso internacional de vinagres de Vinavin de forma consecutiva. Un merecido reconocimiento a su afán por hallar la fórmula magistral para el deleite de los que amamos profundamente el vinagre de calidad. Albarro XP II y Albarro XP III nacieron poco después con el mismo proceso de acetificación completamente artesanal, realizado en barricas adaptadas al Método Orleans, en un proceso lento que los dota de características organolépticas especiales.

Albarro XP II

«Cada tipo de vinagre pasa un periodo de entre quince y veinte días macerándose con las plantas que le corresponden. Posteriormente se someten a un periodo de crianza no inferior a seis meses de barrica de roble», nos explica Xoan Pablo, quien confirma que sus vinagres «no están sometidos a ningún proceso de estabilizados o sulfitados, lo que nos permite conseguir un vinagre vivo». Y así es. Albarro es una marca que destila pura vida. 

Albarro XP III

Es realmente conmovedora la trayectoria de nuestro emprendedor. Él no se detiene nunca y a finales de 2020 nos sorprendió a todos con la elaboración y puesta en escena de un vinagre crianza con pimiento de Padrón. Tras una exhaustiva investigación, Xoan seleccionó un vinagre de vino blanco con un año de crianza, macerado con pimientos de Padrón en la última fase de maduración. El resultado final es un vinagre alucinante, con cierta complejidad aromática y con notas muy definidas de pimiento verde. Un vinagre apropiado para los amantes de los sabores intensos y picantes, sin dejar atrás la elegancia de los sabores auténticos y naturales. No podéis dejar de probarlo. Os conquistará el corazón, como ha sucedido con el mío. Pasión. 

Novedoso vinagre con pimiento de Padrón

Vinagre con pimiento de Padrón

Que todos seamos capaces de entender el vinagre como un ingrediente más del plato y no como un mero complemento del aceite es la lucha diaria de este apasionado gallego. Que se empiece a valorar los buenos vinagres es una de sus máximas satisfacciones. «Se puede dar el valor que merece a un producto injustamente despreciado», me comenta mientras en su cabeza que nunca para de idear ya alumbra un nuevo producto con el que lleva experimentando durante cinco años y que pronto saldrá al mercado: un vinagre balsámico. Convencido de que para el desarrollo del medio rural es primordial la economía colaborativa, ya ha iniciado proyectos de colaboración con conservas artesanales y con pequeñas bodegas de la zona.

Cuatro son los vinagres que comercializa la empresa Vinagres do Ribeiro

Lo que muchos os estaréis preguntado es cómo está afectando la terrible pandemia que estamos padeciendo a sus vinagres y la respuesta, teniendo en cuenta que el 80% de sus ventas llegan de la restauración, os la podéis imaginar. La viabilidad de este maravilloso proyecto es complicada tras el cierre de la hostelería y la evolución de la pandemia, pero Xoan, a quien le gustaría que su empresa tuviese continuidad en las próximas generaciones, no tira la toalla. «Sería una lástima que el producto agroalimentario gallego más premiado en sus tres primeros años de vida fuese otra víctima de la pandemia, pero por ahorrar en esfuerzos no va a ser», confirma. 

Vinagres do Ribeiro, vinagres de autor

Maravilloso diseño de la botellas

Es nuestro momento. Nosotros tenemos la oportunidad de apoyar y apostar en esta situación asfixiante a todas las personas como Xoan Pablo Lorenzo, que han invertido todo su esfuerzo, tiempo y ahorros en un gran proyecto y que la pandemia está amenazando descontroladamente. Tener la ocasión de catar este sensacional producto os conmoverá, porque además de sentir el sabor más profundo y especial de Galicia en su forma más natural, pondréis arte en vuestra mesa, armonía en vuestras comidas, sentido en vuestros platos y amor en vuestros corazones. Yo, Xoan Pablo, me quedo contigo, con tu fabuloso producto, con tu apuesta encendida por nuestra tierra, con tu valor y tu inmensa capacidad de generar sueños donde otros apagaron la luz. Mi más sincera enhorabuena, porque tu mejor premio es haberte encontrado contigo mismo para llenarnos a los demás de sabor y felicidad con Albarro.